sábado, 4 de julio de 2015

Cuento X

Primero tendré que decir que este no es un cuento como algunos lo entienden, cometo todos los errores escuchados en el pasado.
Esta es la inspiración del momento de la caminata frustrada por la lluvia y la falta de instrumentos que la contengan. Todo empezó cuando el momento decidió que empiece la cuestión, cuando se soltó la corriente y se desataron los demonios de la mente, aquel hombre delgado encegueció la mirada y salto a volar en las palabras del sentimiento, encerrado en el cuarto de puerta gris en el que se encontró enclaustrado, al verse inútil a la hora de escapar del existir por las gotas ciegas de las circunstancias.
El hombre volaba incierto de respuestas, necesitado de miradas ajenas, comprensión y lasos, nada recibido, el espacio en el que se movía se reía de el, porque sabia que no sucedería, porque sabía que el sentía lo que la puerta temía, hasta la lluvia se creía extraña frente a la irrisoria cuestión.
Al escuchar la risa triste y extrañada mas de lastima que de gracia, el hombre delgado callo, de un tirón de energía se soltó el sentimiento temido que se burlo y se escapo en búsqueda de la fuente de la risa de la lluvia, el hombre vacio tomo asiento y miro a la puerta inconsciente de lo que se encontraba a su alrededor, como aquella pintura con gente que lo observaba, con la boca tapada, por suerte, porque en sus ojos se podían ver las ganas del insulto, la critica y la contención del aire.
La puerta temblaba, se retorcía en silencio, un silencio ansioso más destructivo que el ruido más agudo descrito u oído jamás, el miraba la puerta fijamente, pero no se fijo en su color, ni en lo que era, es mas, solo miraba el significado, ¿como lo hacia?, bueno pues esa es otra historia, ¿por que planteo la pregunta entonces? Diría que por joder, continuando, el temblor encontró la respuesta de su porque en el mirar curioso del ser oscuro sentado en frente de Él, el vibrar no nacía del temor, no crecía de la rabia ni de la sumisión, el temblor nacía de la tranquilidad de la culpa de sentir felicidad y paz nacidas del mirar confuso de aquel hombre, lo mas curioso no fue que esto sucediera, lo curioso fue que fuera el hombre y no la puerta quien callera en cuenta, cuando los dos concordaron, la lluvia se detuvo, y las ganas de caminar se fueron.

Fin.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Lo que queda

tal vez no haya mañana....tal vez sea mejor solo pensar en un diferente amanecer...quizás las decisiones pesan más que el presente...como un regalo que no se puede devolver, un sentimiento que no se puede apagar...tal vez no haya que sentir lo que se tiene que creer...diviértete lo que queda del camino...diviértete en tus decisiones que bien tomadas están, porque soy el vengador que no se recobro...y con derecho cambiaras y con razón te alejaras...porque no hay regreso, solo somos prófugos y no nos podemos decir adiós...y no nos podemos decir hola, ni bienvenida ni recuerdos...porque después de tu diversión habrá muerto el momento, muerto el reencuentro…en tu experiencia adquirida de morirá la ceniza de mi tal vez…en tus ganas de reencontrar fronteras me arrancare el ser…en tu desliz para olvidar la dependencia y quitarte tu centro me esfumare en la frontera de lo que nunca viví…ve, no tengo que mas decir ni reclamos ni palabras, con qué derecho y con que ceñid...pero quedaran vestigios de lo que fue el ayer...y arropare tu mañana pero no me resguardare en tu huesos...y donde ayer había un árbol de cerezos solo quedara la enredadera de la amistad...pero feliz devengare mi destino porque es mejor que aquella muerte de insolación, mejor que aquella decepción y olvido en el que me hundía tu olvido, hoy quedan sueños malditos, y futuros decrépitos, pero al menos tengo la sombra del ayer que me cobija en esperanza de las migajas que no merezco…tal vez lo que queda es tristeza de querer algo, tener que hacer algo y que en la decisión que se tome, se pierda lo que más se quiere…no cometas ese error? O comete ese error!...no te arrepientas, o haz lo que no te de razón para arrepentirte…qué más da si lo que queda es…bueno aun no lo sé…

martes, 22 de noviembre de 2011

Si

No creas que no sé lo que estás haciendo,
No pienses que no me preocupa tu impertinente retrospectiva,
No sueñes mas alto de lo que estés dispuesta a caer,
Porque al otro lado del intento esta la incinerada esperanza.

Cree que pienso en que lo que haces es suficiente,
Piensa que creo que me importan tus promesas olvidadas,
Sueña con un mañana sin rendirte de recuperar lo se te fue,
Porque de mi lado aun no se quema la esperanza de tus imposibles.

viernes, 8 de julio de 2011

Aquella del ayer...

Todo lo que puedo pensar es la forma, la manera
sin saber que para poder se tiene que saltar del ayer al tal ves
de alguna manera camino en este desierto de cuestiones
hablando en signos desconocidos con el guardia del portal
aquel ángel despiadado que acepta el creo y condena el debo
y saldré victorioso, en la muerte o en la vida, en el silencio o la melancolía
quizás no valga la pena, quizás solo sea eterna aquella impermanencia
de los labios rotos y las miradas frígidas
de los sueños olvidados y las sonrisas pálidas
en este baile desenfrenado
donde tu bailas y yo muero
donde yo muero y tu bailas
y al frenar del tono de sol
solo uno brilla en alegría
y el otro muere en la misma
porque estamos empalados de misericordia
de la pena y de la ceguera
para que al final te encuentres a ti
para que al final te siga buscando a ti

martes, 7 de septiembre de 2010

Cuando aprendí a llorar

Hoy me di un paseo con una vieja amiga, la soledad, me subí a un bus y en su consecución se subió con guitarra en mano una desconocida que se veía y sentía como si fuera a regalar un hermoso alud, acaricio la guitarra y se salió el sonido de lo que una vida entera podrías escuchar, nos arrojo dos canciones una al final y otra al principio sin intermedio ni continuación, de tal manera que el talento no importaba y solo la falta de suerte nos regalo el deleite de oírla gratuitamente en aquel autobús, se bajo y se fue encomendada en los centavos que se le dio, la vi y me sonrió y me di cuenta que ese era un hola y el adiós, y el bus solamente continuo incoherente con el pasado pero responsable del camino a recorrer, solo al llegar al destino de mi viaje me di cuenta que ya no caminaba un yo y nada, más bien era un yo y esa canción, más bien esa mujer de cabello camaleónico que me enseño a llorar, de la que me voy a olvidar, no sin antes caminar de la mano de esta tan tranquila, pacifica pero carente de algo, soledad.

martes, 10 de agosto de 2010

Acción y Reacción

Existen muchas cosas en la vida que no entendemos, como el actuar de la gente, el vivir de los demás y en si todo lo que no tiene que ver con los valores e ideologías de cada uno, las propias, las inéditas, existen unos que no viven bajo lo que profesan, yo he conocido uno que otro par, de los que hablan de verdadero amor, de verdadero resistir, de instinto correcto de lo que harían y de lo que no harían, resulta gracioso e irónico una vez que conoces de sus vidas, entonces solo caes en cuenta de que son una bonita farsa y nada más, de los que dibujan pero no pintan, de los que siembran pero no riegan, seres despreciables que solo dan lastima, pero por supuesto también existen de los que simplemente no tienen un porqué y se dejan ahogar en la desilusión y el Consuelo del sin saber, a los cuales en verdad no entiendo, no odio, no quiero, hasta de una mentira se puede vivir, pero vivir de una verdad miserable que te hace caer en una rueda de lastima propia, solo no tiene sentido o tal vez tiene demasiado, tal cual soñar despierto en lo que harás cuando despierten, pero también existen los pocos que mueren jodidos en su propia sopa de basura ideología y valores de los viejitos, que creen todavía en el amor y la poesía, que mueren de alta edad pero de corazones jóvenes, que no se arrepienten de lo hecho y que pueden decir “no he metido la pata”(muy hondo creo…aun), de los que harían los mismo una y mil veces si pudieran regresar, que sin dudarlo dos veces dirían yo muero mañana bailando y cantando, estos son los memorables…muchos dirán que eso no es vivir, que es bueno equivocarse, pero es distinto equivocarte y aprender de tus errores a vivir marcado por no cumplir con uno mismo lo que uno piensa que es, tal cual mariposa que tiene pereza de volar, es más difícil vivir apegado a las decisiones que los injustos que viven apegados a las escusas, siempre son otros los que arrastran, las circunstancias las que marcan, el pasado el que esta atrás, ¡pero esta atrás!, acción y reacción, son esos los que se dibujan alas pero corren rápido…

martes, 27 de julio de 2010

Esto solo se lee gritándolo (en la mente)...

Y el ruido atorado en ese amalgama de silencio que me trae en acorde tu voz, ese cuaderno de tinta de ir, en ese encuentro de sabia mojada, de morir vespertino y vivir ajustado, de fuerzas apagadas en oscuros pasillos de soledad, inquieto en su espera se otorga, se entierra en imperio de razón, en ese instante que culmina la verdad, insólitos momentos sin sentido que nos dan a conocer el olvido, los vientos no soplan, y la lluvia no termina de caer, solo se ahórnese en milagros cotidianos, en bravura y mentira, en infiernos y diablos, en sonrisas y amores....
Que bello resulta continuar...
Todo pierde equilibrio, y se cae en avalancha encima de ti, tomas fuerzas de no donde solo guardas polvo y casquillos, e intentas con ímpetu destruir su alud, te despiertas inquieto en insomnio y risas para destruir de un golpe su tan estupida sinrazón, sentencias su amargura con estacas, sacadas de un sueño y de la infinita imaginación, y a volar entre restos, y cenizas, a alcanzar la euforia del corazón, en un intento luminoso, de alcanzar lo que ingenuamente unos llaman perdición, de lo que no saben, no conocen, o perdieron....eso que algunos anhelan y otros en desilusión erróneamente corrigen al llamarla en su inexistencia, y no la ven en el corazón, ilusos consejeros, y amigos del pasado que en su cajón no ven mas aya de su tramos...miéntete si quieres, miéntanse como si fuera una jodida canción, yo me quedo en este lado, donde impera mi corazón, en este torbellino de sentimientos, yo prefiero llamarle amor...

jueves, 22 de julio de 2010

Tu y Yo

Tu y yo somos como la sal que se separa en sig sag en el va y ven del mar,
somos como el intento valiente al saltar de una tormenta a un oasis,
somos el inédito error de dos miradas que no se cruzan,
somos el tiempo perdido entre el empezar y el acabar,
somos las hojas de los arboles al caer a morir al viento.

Tu y yo vivimos en el azar de la inexistente suerte y el relativo destino,
vivimos en mentiras enfrascadas en botellas de cristal,
vivimos de migajas de pan q resbalad de la barba de un viejo charlatán,
vivimos del cantar de los pájaros que en su volar mueren al parar,
vivimos al son del silencio en tono sol si y fa.

Tu y yo coincidimos en tus pasos, en mi histeria y tu rabia,
en mi grito y tu venganza,
en mis cartas y tus respuestas,
tu y yo no existimos en el tu y yo,
tu y yo solo existimos en el tu y yo.